MyWorld is in kiosk modeEnd

Toma La Palabra

La ONU quiere saber qué es lo que más te importa

Elige las 6 prioridades que más te importan

¿Cuáles son las más importantes para ti y tu familia?

  •  

    Todas las personas deben poder acceder a los alimentos que necesitan. Ninguna persona del mundo debería pasar hambre ni sufrir desnutrición, especialmente, las mujeres embarazadas y los niños menores de dos años.

  •  

    Debemos cuidar los recursos naturales de los que disponemos porque las personas dependen de ellos para obtener alimentos, combustible y otros bienes. Los gobiernos deben acordar iniciativas para reducir la contaminación en océanos y ríos, plantar nuevos bosques y preservar los que ya existen; así como avanzar hacia una agricultura y sistemas alimentarios sostenibles. Los acuerdos mundiales deben además proteger la biodiversidad y los ecosistemas vulnerables.

  •  

    Todos los niños y niñas deben poder acceder a una educación primaria y secundaria de calidad que los prepare para el mundo laboral y para una vida plena. Los gobiernos deben trabajar de forma conjunta con el sector privado para ofrecer oportunidades de formación continua a los adultos.

  •  

    Es necesario mejorar los servicios de transporte y las condiciones en las carreteras para una mejor y más libre circulación de las personas, de modo que puedan darse nuevas oportunidades económicas y se garantice un servicio adecuado.

  •  

    Toda persona debe poder participar en los procesos políticos de su país, incluida la participación a través del voto, o la creación o militancia en un partido político. Las personas deben poder ejercer su libertad de expresión y deben poder hacerlo también a través de medios de comunicación independientes. Deben poder asociarse y formar parte de un sindicato o participar en otros ámbitos de la sociedad civil, incluidas diversas manifestaciones de compromiso cívico y voluntariado.

  •  

    Los gobiernos y el sector privado deben poner en marcha más medidas para garantizar que todas las personas puedan acceder a un trabajo con un salario digno y puedan sentirse valoradas como agentes productivos de la sociedad.

  •  

    Toda persona debe aspirar a vivir en una comunidad que la proteja del crimen y la violencia. Esto debe incluir la protección contra la violencia de género y los ataques sexuales contra mujeres y niñas. Toda persona debe tener acceso a la justicia a través de un tribunal u otro sistema si ha sido víctima de un delito.

  •  

    Los gobiernos y el sector privado deben garantizar que todas las personas tengan cierto nivel de acceso a las tecnologías de la comunicación para poder obtener información en línea y participar en redes sociales.

  •  

    Los gobiernos deben ser eficaces, transparentes, responsables e incorruptos. Las personas deben poder opinar sobre cuáles deberían ser las prioridades de cada gobierno y confiar en que éste las implementará de manera competente. Es necesario que los gobiernos acuerden y pongan en marcha mecanismos para garantizar el acceso de todas las personas a la información sobre el gasto público.

  •  

    Todos los miembros de una familia deben contar con acceso a electricidad u otras fuentes de energía fiables y económicas en su casa, para iluminación, uso de calefacción o preparación de los alimentos. Es importante que una cantidad cada vez mayor de esta energía sea generada de forma sostenible.

  •  

    Hombres y mujeres deben contar con los mismos derechos y las mismas oportunidades. Los niños y las niñas deben acceder por igual a la escuela y recibir una educación de igual calidad. Hombres y mujeres deben contar con las mismas posibilidades de ser elegidos como miembros de un parlamento, de participar en la vida política y social, y de ser reconocidos en su lugar de trabajo.

  •  

    Toda persona debe tener acceso a agua potable -para beber, cocinar y lavar- y al saneamiento.

  •  

    Ninguna persona en el mundo debe ver limitadas sus oportunidades ni económicas, políticas y sociales, ni temer por su seguridad por cuestiones de raza, etnia, religión, discapacidad, preferencia sexual ni por ningún otro motivo.

  •  

    Todas aquellas personas que necesiten tratamiento deben poder acceder a servicios de salud de calidad. Es necesario hacer mayores esfuerzos para reducir el impacto de las enfermedades infecciosas y otras enfermedades crónicas. Tanto la financiación como la organización de los sistemas de salud deben adaptarse a las necesidades de cada país y de sus ciudadanos.

  •  

    Toda persona debe contar con dinero suficiente para poder vivir, ya sea por medio de un empleo o a través de la asistencia prestada por el gobierno. Si una persona no puede trabajar o sufre las consecuencias de, por ejemplo, una catástrofe natural o una crisis económica, el gobierno debe asegurarse de que ese individuo y su familia no pasen hambre, de que sus hijos no abandonen la escuela y de que reciban la atención médica y otras prestaciones esenciales necesarias.

  •  

    Los gobiernos deben asumir compromisos vinculantes para reducir las emisiones de carbono hasta aquellos niveles que garanticen que la temperatura del planeta no aumentará más de dos grados, e invertir en medidas de adaptación involucrando sobre todo a las comunidades más vulnerables.

  •